El colegio tiene una política muy amplia de salud y seguridad que cubre todos los aspectos de la atención a los pequeños, desde cortes y contusiones hasta los procedimientos de evacuación de emergencia. La seguridad es siempre nuestra prioridad y la escuela está en constante revisión para adaptarse a las circunstancias cambiantes.  

El colegio cuenta con personal cualificado para brindar los primeros auxilios. Todas las lesiones y dolencias menores son atendidas en el área especial designada para esto, que está totalmente equipada con todos los materiales necesarios. No se administra medicamentos a los estudiantes sin consentimiento de los padres. En el caso de lesiones o dolencias graves, se contacta a los padres y luego el colegio gestiona la atención externa mediante la póliza de seguro, o por supuesto los padres pueden llevar a sus hij@ al hospital de su elección. El Colegio Británico de Gavà tiene una póliza de seguro privado para cubrir cualquier accidente que tenga lugar dentro del horario escolar o durante una actividad dirigida por el colegio.  

Aplicamos una política muy estricta de administración de medicamentos con el fin de garantizar el bienestar de todos los alumnos. Los padres deben familiarizarse con la política para asegurar que su hij@ reciba la atención correcta.  

Controles regulares de nuestras instalaciones se realizan con el fin de comprobar que se mantienen en las condiciones adecuadas y se planean mejoras en consecuencia a dichas comprobaciones. Simulacros de evacuación se organizan regularmente para asegurar que todo el personal conoce claramente los procedimientos.